Mr. Barker | Agencia Creativa

RECETA: TABULÉ DE QUINOA

Amantes de la quinoa, hoy os traigo una receta que me ha robado el corazón. Para hacerla me inspiré en el clásico tabbouleh oriental, receta libanesa que está riquísima, pero a la que yo decidí hacer algunos cambios y como siempre, versionarla para darle mi toque personal. 

El plato tradicional se prepara con cuscús o bulgur como ingrediente base, pero si tengo que escoger entre estos o la quinoa, siempre me decanto por la segunda.

Para todos aquellos que, como yo, hayan optado por llevar un estilo de vida vegano o vegetariano, es muy importante cubrir el aporte de proteína diario, donde la quinoa es una de las mejores fuentes de proteína vegetal para conseguirlo.

Además, a diferencia de los dos anteriores, la quinoa no es sémola de trigo como muchos puedan pensar, sino que es una semilla, por lo que personalmente a mí me sienta mucho mejor.

También decidí incorporar otros ingredientes que no se incluyen en la receta tradicional del tabbouleh ya que quería que mi plato estuviera compuesto por todos los grupos de nutrientes esenciales, obteniendo así un plato 100% nutritivo.

Por ello, añadí un aderezo de aceite de oliva (ya que es una fuente de grasa saludable), tahini (debido a su aporte de proteína vegetal) y zumo de limón.

Aquí os dejo la receta, espero que os guste y que la disfrutéis tanto como yo.

Plato y receta LO MÁS VITAL.

TIEMPO:

De preparación: 5 min.              De cocción: 15 min.        TOTAL: 20 min.

Tipo de receta:  Vegana – Sin gluten – Sin lácteos

Raciones: 3

INGREDIENTES:

– 1 taza de quinoa blanca orgánica + 3 tazas de agua

– 1 pastilla de caldo de verduras

– 2 puñados de tomates cherry o 3 tomates medianos

– ½ pepino si es grande o 1 si es pequeño (yo utilizo siempre pepino holandés)

– 1 cebolla morada pequeña picada

– 1 puñado de hojas de menta

– 1 puñado de hojas de perejil

– sal rosa de Himalaya y pimienta molida al gusto

Para el aderezo:

– zumo y ralladura de ½ limón

– 1 cucharadita de tahini

– 1 chorrito de aceite de oliva

ELABORACIÓN:

  1. En primer lugar, ponemos el agua a hervir en un cazo pequeño y añadimos la pastilla de caldo. Cuando esté hirviendo, echamos la quinoa y lo dejamos cocer a fuego lento hasta que se haya absorbido toda el agua (removiendo de vez en cuando para que no se pegue).
  2. En un recipiente pequeño preparamos el aderezo: rallamos el limón, añadimos el jugo, el tahini, el aceite y removemos hasta que quede bien mezclado.
  3. Picamos los tomatitos, el pepino y la cebolla en dados muy pequeños y lo reservamos en un bol grande. Picamos las hojas de menta y perejil y lo añadimos al mismo bol.
  4. Cuando la quinoa esté lista, la echamos en el bol con el resto de ingredientes y removemos para que se mezcle bien. Después añadimos el aderezo, salpimentamos ¡y listo!

TIP: Este aderezo es ideal para añadir a cualquier tipo de ensalada. No solo le da un toque de sabor diferente, sino que además nos aporta nutrientes y vitaminas esenciales. Podéis incluirlo en ensaladas de pasta, de legumbres o incluso en una ensalada únicamente de verde para acompañar cualquiera de vuestras comidas.

TIP 2: Como ya os contaba al principio, a mí personalmente me gusta más la quinoa, pero esta misma receta podéis hacerla con cuscús, cebada perlada, bulgur…

TIP 3: Es una receta ideal para hacerla en gran cantidad, guardarla en tuppers en la nevera y así poder comer varios días. (Si decidís hacer de más y guardarla, añadir el aliño al momento de comerla).

Publicado en

Carol Panizo

Me apasiona la nutrición, la cocina y el deporte. Encontrar el equilibrio en mi vida a partir de estos tres aspectos es lo que me ha llevado a escribir sobre ello. Inspirar y motivar a la gente a que sientan lo mismo que yo, es lo que me ha traído aquí.

Deja un comentario





Pin It on Pinterest

Share This