Mr. Barker | Agencia Creativa

RECETA: Barritas de avena veganas con mermelada de fresas

Las barritas de avena son una opción ideal para sustituir aquellas que encontramos en el mercado llenas de azúcares y aditivos innecesarios.

No solo es uno de mis desayunos favoritos, sino que también son una opción genial para tomar a media mañana, a media tarde, antes de hacer deporte… están llenas de nutrientes y alimentos beneficiosos para nuestra salud.

Son fáciles, rápidas de hacer y además súper nutritivas. Son aptas para todo tipo de dietas y personas, ya que llevan avena sin gluten, sin ningún tipo de lácteos y son completamente veganas.

Como ya sabéis, la avena es un cereal muy alto en carbohidratos complejos, por lo que estas barritas serán digeridas más lentamente, lo que nos proporcionará una larga sensación de saciedad y además al ser altas en fibra, nos ayudarán a tener una buena digestión y regularán nuestro azúcar en sangre.

Este tipo de recetas son muy versátiles, por lo que aunque esta vez yo las haya hecho con una mermelada de fresas, las barritas de avena se adaptan a cualquier fruta y quedan genial con todo tipo de ingredientes. Manzana, arándanos, frambuesas, frutos secos… ¡e incluso trocitos de chocolate negro! Es tan fácil como dejar llevaros por vuestra imaginación e innovar.

Si probáis otras opciones estaré encantada de escucharlas y probar todas vuestras creaciones.

TIEMPO:

De preparación: 20 min.             
De cocción: 30 min.                         
TOTAL: 50min.

Tipo de receta:

Vegana – Sin gluten – Sin lácteos – Sin azúcar

Raciones:

8

Calorías por ración:

180 calorías

MACROS:

Carbohidratos: 41 gr.

Proteínas: 5 gr.

Grasas: 3,2 gr.

INGREDIENTES:

– 2 tazas de copos de avena

– 1 taza de arroz integral inflado

– 1 cucharada de canela

– 2 cucharadas de aceite de coco

– 1 plátano grande o dos pequeños maduros

– 1/4 de taza de sirope de arce

Para la mermelada:

– 2 tazas de fresas congeladas o frescas

– 1 cucharadita de extracto de vainilla

– zumo de ½ limón y la ralladura de éste

– 1 cucharada de semillas de chía

ELABORACIÓN:

  1. Para empezar, prepararemos la mermelada de fresas: en una cacerola pequeña vertemos las fresas y las ponemos a fuego lento con un chorrito de agua, la vainilla y el zumo de limón. Lo dejamos unos 10-15 minutos hasta que se deshagan y vamos removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
  2. Mientras estas se cuecen, trituramos una taza de copos de avena (con un procesador de alimentos o con una batidora) hasta obtener como una harina o una avena bastante picada.  Lo echamos en un bol grande y lo mezclamos con el resto de avena, el arroz inflado, la canela, el aceite de coco derretido y el plátano previamente chafado. Removemos bien y finalmente añadimos el sirope.
  3. Cuando la mermelada de fresas esté lista, echamos la ralladura de limón y las semillas de chía, removemos y dejamos unos 3- 5 minutos hasta que se integren en la mezcla.
  4. Por último, forramos una bandeja de horno (de unos 3-4 dedos de alto) con papel de hornear, y vertemos ½ parte de la mezcla como base, después echamos por encima la mermelada y finalmente el resto de la mezcla de avena por encima. Horneamos 30-40 minutos a 180°C hasta que se vea dorado por encima.
  5. Al sacarlo del horno, esperar unos 20 minutos hasta que se enfríe, y después ya se podrán cortar en cuadraditos.

 

Publicado en

Carol Panizo

Me apasiona la nutrición, la cocina y el deporte. Encontrar el equilibrio en mi vida a partir de estos tres aspectos es lo que me ha llevado a escribir sobre ello. Inspirar y motivar a la gente a que sientan lo mismo que yo, es lo que me ha traído aquí.

Deja un comentario





Pin It on Pinterest

Share This