Mr. Barker | Agencia Creativa

Bebidas milagrosas: propiedades y recetas

 

Hace un tiempo ya que me adentré en el mundo de la comida saludable, y desde entonces he descubierto una gran cantidad de alimentos y bebidas naturales con infinitos beneficios y propiedades curativas que nos rodean.

Todas estas maravillas que nos ofrece la naturaleza, no solo pueden beneficiarnos en muchos sentidos, sino que además algunas de las combinaciones que os enseño a continuación tienen propiedades curativas que hasta podrían llegar a sustituir medicamentos y productos químicos creados por el hombre.

Y de hecho esa es mi intención, siempre que tengo algún problema de salud (no grave, obviamente) como dolores de cabeza, dolores menstruales o malestar corporal en general, siempre prefiero optar por alguna de estas bebidas antes de tomarme pastillas o algún otro tipo de medicamentos.

Os animo a todos a que las probéis y comprobéis por vosotros mismos, que, no sólo están deliciosas, sino que además os pueden sentar genial y aliviar en muchas ocasiones.

Estas son mis 5 bebidas favoritas.

 

  • GOLDEN MILK o TURMERIC LATTE

 

El principal ingrediente de esta maravilla es la cúrcuma, una raíz conocida por la gran cantidad de beneficios que puede aportar a nuestro organismo, entre los cuales destacan propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y anti cancerígenas.

Además, ayuda a nivelar los niveles de colesterol y triglicéridos, mejora la digestión y alivia el dolor (tiene un efecto similar al ibuprofeno).

Ingredientes para 1 taza:

– 250 ml de leche vegetal (yo utilizo de almendra sin azúcar)

– 1 pulgar de cúrcuma fresca rallada

– ½ pulgar de jengibre fresco rallado

– una pizca de pimienta negra molida

– ½ cucharita de té de canela en polvo

– 1 cucharadita de té de aceite de coco sin refinar

Elaboración:

Triturar todos los ingredientes (con un poco de la leche, pero no toda) en una nutribullet o una batidora (aseguraos de que puede triturar cosas tan pequeñas). Cuando esté todo bien triturado y hayáis conseguido una especie de pasta, poner en una cacerola junto con el resto de la leche a fuego medio y esperar a que hierva. Servir con un poquito de canela por encima y si es necesario y os parece que le falta dulzor, añadir un chorrito de sirope de arce.

 

  • TÉ MATCHA (Latte o con limón)

 

Para aquellos que aun no lo conozcan, el matcha es un tipo de té realizado con hojas de té verde molidas, por lo que sus propiedades son aún mayores que las de clásico té verde, ya que al beberlo estaremos consumiendo toda la hoja, obteniendo un mayor aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos.

Entre muchos otros beneficios, nos aporta una gran cantidad de antioxidantes (10 veces más que el té verde normal), estimula el metabolismo, desintoxica de modo natural y efectivo, calma y relaja, mejora el ánimo y el estado mental… y una gran lista de beneficios que siguen.

Prepararlo es muy simple y actualmente ya podéis encontrar este tipo de té en cualquier tienda de productos naturales o herbolarios (aseguraos de que es té matcha 100% puro y no contiene añadidos).

Ingredientes para el matcha latte:

– 1 taza de leche de almendra sin azúcar

– 1 cucharadita de té de matcha

– 1 chorrito de agua fría

– 1 cucharadita de sirope de arce (o miel para la opción no vegana)

Elaboración:

Poner a calentar la leche de almendras en una cacerola a fuego medio hasta que hierva. Mientras, en una taza poner un chorrito de agua fría y añadir la cucharada de matcha. Remover muy bien hasta que quede totalmente integrado. Lo ideal es que utilicéis una escoba de bambú para removerlo, pero si no tenéis también puede utilizarse una varilla pequeña para batir.

Cuando tengáis el matcha totalmente integrado con el agua, añadir la leche de almendras y remover. Finalmente, añadir la cucharadita de sirope de arce para darle un toque de dulzor y ¡disfrutar!

Ingredientes para el matcha con limón:

– 1 taza de agua hirviendo

– 1 chorrito de agua fría (ayuda a mantener las propiedades que aporta el limón)

– 1 cucharadita de té de matcha

– un chorrito de jugo de limón

– una cucharadita de sirope de arce (o miel para la opción no vegana)

Elaboración:

Disolver el té matcha en el agua fría con la ayuda de la varilla o la escoba de bambú. Añadir el zumo del limón y el endulzante y remover hasta que quede bien integrado. Finalmente añadir el agua hirviendo.

 

  • INFUSIÓN DE JENGIBRE, CÚRCUMA Y LIMÓN

 

A los que me seguís en redes sociales, estoy segura de que me habréis visto mencionar esta infusión unas mil veces mínimo. No sólo ambas raíces son anti-inflamatorias y contienen propiedades antioxidantes, sino que combinadas pueden ayudar (entre muchas otras cosas), a mejorar las digestiones y hacerlas más ligeras, aliviar los gases o hinchazón, y además ayuda a fortalecer el sistema inmunológico siendo ideal de ésta manera para cuando estamos resfriados o tenemos las defensas bajas.

(Para las chicas): ¡Es un remedio estupendo para los dolores menstruales! Si sois del grupo de las que lo pasan mal, os recomiendo que dejéis de lado el ibuprofeno y os paséis al jengibre y a la cúrcuma.

Ingredientes para una taza:

– 1 pulgar de cúrcuma fresca rallada

– ½ pulgar de jengibre fresco rayado

– 1 taza de agua

– 1 chorrito de limón (al gusto)

– 1 chorrito de sirope de arce

Elaboración

En una cacerola pequeña, echar ambas raíces ralladas, añadir el agua y dejar a fuego medio hasta que hierva. Servir con un colador (para que no os encontréis con todos los trocitos) y añadir el zumo de limón y el sirope.

 

  • TÉ DE MENTA

 

Como muchas de las bebidas anteriores, la menta tiene la capacidad de mejorar y aliviar nuestras digestiones, además de tener propiedades curativas y ayudar en la pérdida de peso, debido a que el aroma del mentol elimina el apetito.

Elaboración

Para prepararla es tan fácil como coger un puñado de hojas de menta fresca y junto con unos 250ml de agua, ponerlo a fuego medio hasta que hierva.

 

TIPS:

La infusión de jengibre y cúrcuma recomiendo tomarla por la mañana, justo al levantaros y sin haber ingerido nada previamente. Es una forma de desintoxicar el cuerpo y ayudar a quemar grasa de forma natural.

El té de menta a mi me encanta tomarlo justo después de comer; no solo me ayuda a tener digestiones más ligeras y me ayuda a que la comida me siente mejor, sino que además evita que tenga la tentación de picar algo dulce o comer de más.

El cúrcuma latte o el matcha latte suelo tomarlos a media tarde o entre horas. Son ideales para ese momento en que te apetece algo dulce pero no te apetece comer nada. Te quitaran el gusanillo y te saciaran hasta la próxima comida.

 

Desde #LoMásVital espero que os gusten todas las recetas y os sirvan de ayuda.

Publicado en

Carol Panizo

Me apasiona la nutrición, la cocina y el deporte. Encontrar el equilibrio en mi vida a partir de estos tres aspectos es lo que me ha llevado a escribir sobre ello. Inspirar y motivar a la gente a que sientan lo mismo que yo, es lo que me ha traído aquí.

1 Comment

  1. Laura el marzo 22, 2018 a las 7:13 am

    Tienen una pinta exquisita voy a empezar a probarlos a partir de hoy 🙂

Deja un comentario





Pin It on Pinterest

Share This