Mr. Barker | Agencia Creativa

Agua con limón en ayunas

El agua con limón no es ninguna novedad. Siempre hemos sabido que el limón es una fruta cítrica con infinitas propiedades y beneficios para nuestro organismo. Pero desde hace un tiempo, gracias al hecho de poder aprovechar al máximo su alto aporte nutricional y su gran lista de propiedades de una forma tan simple, rápida y económica, esta combinación se ha convertido en la bebida por excelencia para aliviar, beneficiar e incluso embellecer nuestro cuerpo.

 

Es un hábito que muchas personas ya han incorporado en su día a día y con el cual, a largo plazo, no podremos experimentar más que aspectos positivos y beneficiosos para nuestra salud.

 

Beneficios y propiedades

 

  • Hidrata y desintoxica: Después de tantas horas sin beber nada, lo primero que tenemos que hacer al levantarnos es hidratar nuestro cuerpo y eliminar todas aquellas toxinas que se han podido acumular. Al añadir limón a nuestra agua, no solo nos hidrataremos sino que además desintoxicaremos el hígado, el sistema digestivo, los riñones y la sangre.
  • Mejora la digestión: Incorporar el hábito de beber agua con limón nada más levantarnos nos ayudará a tener una mejor digestión y a prevenir el estreñimiento. También facilitará la eliminación de líquidos y ayudará a acelerar la combustión de grasas.

 

  • Tiene propiedades adelgazantes: Éste cítrico es un diurético natural, lo que nos ayudará en la eliminación de toxinas. Además, el limón contiene una fibra soluble que nos ayudará a mantenernos satisfechos durante más horas y a reducir la sensación de hambre.

 

  • Es antioxidante y mejora el estado de nuestra piel: El limón es conocido por su alto contenido en vitamina C, la cual posee efectos antioxidantes, y además, es imprescindible en la producción de colágeno, el cual previene la sequedad y mejora la elasticidad de nuestra piel. Además, el mantenernos hidratados siempre será un aspecto positivo para su calidad.

 

  • Refuerza el sistema inmunológico: La vitamina C que nos aporta el limón aumenta las defensas de nuestro cuerpo de forma natural y nos ayuda a combatir posibles bacterias que puedan afectar a nuestro organismo.

 

Cómo prepararlo

 

Necesitarás:

El zumo de ½ limón

200 ml de agua templada – caliente

– Un trocito de jengibre (opcional)

En mi caso, preparo el agua hirviendo junto con un trocito de jengibre rallado como si fuera una infusión y lo dejo reposar unos minutos. Después, añado el jugo del limón (no lo añadas justo cuando el agua está muy caliente, ya que se perderían algunas de sus propiedades)

 

*TIP 1: Me gusta añadir el trocito de jengibre ya que le da un sabor diferente que personalmente me encanta, y además tiene muchos aspectos beneficiosos, como su poder anti-inflamatorio, digestivo o acelerador del metabolismo.

*TIP 2: A pesar de que esta mezcla sea favorable y positiva para nuestra salud, no significa que debamos dejar de lado aspectos tan importantes como tener una dieta equilibrada, comer sano y nutritivo y mantenernos hidratados el resto del día.

Publicado en

Carol Panizo

Me apasiona la nutrición, la cocina y el deporte. Encontrar el equilibrio en mi vida a partir de estos tres aspectos es lo que me ha llevado a escribir sobre ello. Inspirar y motivar a la gente a que sientan lo mismo que yo, es lo que me ha traído aquí.

Deja un comentario





Pin It on Pinterest

Share This