Mr. Barker | Agencia Creativa

La primera carga de tu móvil, ¿es la más importante?

El mundo que habitamos está sufriendo un cambio debido a que la tecnología está emergiendo como una nueva revolución industrial (Industry 4.0).

Este cambio es ya reconocido como una nueva etapa en la historia del ser humano; en auge está la definición de una nueva especie evolutiva con el término hommo digitalis.

Por lo tanto, la tecnología debe/tiene que estar al alcance de todos y poco a poco debemos comprenderla y manejarla como cualquier herramienta cotidiana.

 

¿Cómo hacer que la batería de tus dispositivos dure más?

1%. A todos nos ha fallado nuestro móvil o portátil en el momento más inoportuno mientras vemos que la barrita y el porcentaje cada vez es más pequeño. A lo largo de estas líneas voy a contar un sencillo método para conservar la batería de tu móvil o portátil con el beneficio máximo en su vida útil, acompañado de su explicación técnica.

“La primera carga es la más importante, tienes que esperar a que se cargue por completo el móvil para usarlo”.

Cuántas veces habremos escuchado eso cuando nos compramos un móvil nuevo.

De hecho, no es así. Todas las cargas son importantes. Cuando cargamos la batería se produce un fenómeno conocido como histéresis (explicación técnica debajo) que tiene que terminarse por completo para alcanzar su máximo rendimiento. Es decir, si cortamos la carga a la mitad, estamos interrumpiendo el proceso. Por este motivo, cuanto más tiempo pasa y más veces cargamos mal la batería, menos dura.

En consecuencia, la carga tiene que hacerse desde 0-5% hasta 95-100% y, una vez que se haya cargado, dejar que se descargue por completo a ese rango de 0-5%. En portátiles lo recomendado es cargar la batería y usarlo sin enchufe hasta que (casi) se gaste la batería.

Si se sigue correctamente este ciclo, la batería siempre va a funcionar con un óptimo rendimiento, sin importar el tiempo que pase.

Histéresis

Según Wikipedia “la histéresis es la tendencia de un material a conservar una de sus propiedades, en ausencia del estímulo que la ha generado”.

Durante la carga de una batería, se introduce durante un periodo de tiempo corriente eléctrica con el objetivo de que las celdas alojadas interiormente en los electrodos realicen un intercambio de e- reversible (ReDox) con el cargador para cambiar su estado de descargado a cargado. Al descargar la batería, se revierte el proceso.

Al comienzo de la carga, los iones cargados positivamente tienen mayor facilidad de ocupar un ‘sitio vacío’ en el otro electrodo envuelto en el intercambio. Un mayor número de iones intercambiados supone una mayor competencia para el intercambio, pues cada vez hay menos sitios vacíos, por lo que, a medida que avanzamos en la carga, el proceso va ralentizándose. En esta gráfica se refleja este fenómeno:

Por lo tanto, la reacción química se retrasa con respecto a la aplicación del voltaje de carga y, de manera similar, cuando se aplica una carga a la batería para descargarla, hay un retraso antes de que la corriente pueda liberarse por completo a través de la carga. Al igual que con la histéresis magnética, la energía se pierde durante el ciclo de descarga de carga debido al efecto de histéresis química.

Permitiendo periodos cortos de asentamiento o de descanso durante los procesos de descarga de carga, los tiempos de reacción química tenderán a reducir pero no a eliminar la diferencia de voltaje debido a la histéresis.

Cuando no se usa la batería, o está en medio de la carga, el voltaje acumulado estará en la mitad de las curvas de carga y descarga presentadas anteriormente. Esta propiedad es exclusiva de la batería, independientemente del cargador, presentándose como una relación entre la energía extraída de una batería durante la descarga en comparación con la energía utilizada durante la carga para restablecer la capacidad original.

En resumen, al cargar un dispositivo con batería es necesario completar ciclos completos de carga y descarga.

BONUS:

Sobrecargar es generalmente peor que cargar poco tu teléfono (errores típicos que acortan la vida a tu dispositivo móvil).

Si las baterías están completamente cargadas y no desenchufas el cargador, la batería tiene que deshacerse de la energía extra que se le está suministrando. Lo hacen calentando y acumulando presión en su interior, lo que puede hacer que se rompan, pierdan gases e incluso que exploten.

 

Antonio Cano

2 Comments

  1. Daniel el marzo 21, 2018 a las 12:33 pm

    Gran artículo Antonio. Está muy bien saber que algunas de las leyendas urbanas sobre las baterias de los móviles no son ciertas.
    Quizás me equivoco, pero me suena que esta leyenda sobre la “memoria” de las baterías viene de las baterías de Niquel-Cadmio que efectivamente sí que presentaban ese efecto memoria (y han caído en desuso por ello entre otras cosas) y que en las actuales de Ion de Litio u otras variantes ese efecto ya no se da.

  2. antonio cano montes el marzo 21, 2018 a las 7:27 pm

    Muchas gracias por tus aportaciones y comentarios Daniel. Se ve que estas más puesto que yo en el tema, no obstante siento decepcionarte pues este problema todavía no se ha solucionado por completo en las baterías modernas.
    Te dejo un artículo que lo explica:
    https://www.hindawi.com/journals/ijelc/2011/984320/

    Gracias!

Deja un comentario





Pin It on Pinterest

Share This